Creo que no exista una opción mejor en término absoluto si es mejor disparar en RAW o JPEG, pero como siempre hay que elegir la mejor opción en base al contexto en el que vamos a disparar. Sigue leyendo y te explicaré las ventajas de los dos formatos en el que las cámaras pueden guardar las fotos. El mejor formato de imagen depende de las necesidades del fotógrafo, está claro que hay diferencias en calidad y flexibilidad entre un formato y otro. Vamos a elencar algunas de las características principales.

Disparar en RAW o JPEG

El formato RAW es un fichero bruto, que no tiene ninguna elaboración de parte de la cámara, guarda todos los datos que el sensor puede captar sin alteración. Aunque tu elijas balance de blanco, contraste, nitidez o saturación, tendrás una idea viendo la foto en la pantalla de lo que quieres obtener, pero cuando descargargues las fotos en el ordenador tendrás tus «negativos digitales» que solo programas de fotografia pueden abrir, editar y convertir en algo que se pueda compartir.

Al contrario el formato JPEG es una foto «ya lista» para publicar o imprimir, en el sentido que la cámara siguiendo nuestras directivas guarda una imagen con todos los arreglos que hemos decidido antes de disparar. El programa software de la cámara se encarga de añadir balance de blanco, tonos, colores, saturación, nitidez, etc., con este proceso muchas informaciones se pierden debido a las compresión (se pasa de 14 a 8 bit) pero tenemos un formato universal que todo el mundo puede ver de inmediato con cualquier software o dispositivo.

Cuando utilizar RAW y cuando JPEG

Estas diferencias determinan que es mejor utilizar según las exigencias y la situación; por ejemplo un fotografo de deporte que trabaja para una agencia, tendrá la necesidad de transferir las fotos de forma muy rapida según termine el partido o la competición. Tenemos claro que de ese modo tendrás que tener también una muy buena tecnica para que las fotos salgan lo mejor posible de la cámara, sin pasar por grandes ediciones. El formato mejor para este escenario será sin duda el formato JPEG, ocupará mucho menos espacio en las tarjetas de memoria y como consecuencia podrás tener muchos más disparos, y también visto el menor tiempo empleado para guardar las fotos en la tarjeta tendrás una ráfaga más rapida y larga antes de que se sature el buffer (memoria interna) de la cámara.

Por otro lado un fotografo de publicidad por ejemplo, tendrá que tener el máximo de la calidad a la hora de entregar el trabajo a los clientes, que solo luego decidirán si las fotos irán en una web de impresa (formato muy pequeño), en una revista o en un cartel impreso de 6 x 3 metros. Entonces para editar las imágenes a los más mínimos detalles y poder tener más posibilidades a nivel creativo, el formato correcto será sin duda el formato RAW, así podremos revelar los «negativos digitales» a nuestro gusto (o al gusto del cliente). Disparando con este formato tendremos que planear muy bien la sesión fotografica, para tener menos fotos pero todas (o la mayoría) de gran calidad. Será será un proceso más lento, con ficheros más pesados y por supuesto ocuparán más espacio en la tarjeta de memoria y en el ordenador.

¿Entonces tu que eliges, disparar en RAW o JPEG?

¿Disparar en RAW o JPEG? Diferencias

 

Fundamentos de fotografía digital: una serie de artículos en el que podrás descubrir las bases de la fotografía digital. Si has comprado hace poco tu primera cámara, estas son informaciones útiles para empezar con buen pié.